sábado, 17 de junio de 2017

A CUATRO DÍAS DEL VERANO.

A CUATRO DÍAS DEL VERANO.-   (microrrelato)
           Ya llega sin darnos cuenta otro verano. Pero, ¿de verdad llega sin darnos cuenta? Retrocedamos unos años con la cámara de fotos: aquellas diapositivas con un niño rubio de pantalón corto. También era verano, con idéntico mar, con el ardiente calor de todos los veranos, con la misma puesta de sol en la linea del horizonte y con las abuelas de estas gaviotas que hoy revolotean por mi terraza del piso dieciocho. Pregunto a las nubes si ellas se acuerdan  de mí a pesar de las arrugas y de las  canas. Van y vienen al compás de la brisa que entona un popurrí de canciones antiguas y modernas, lentas y movidas. Conozco sus estribillos, las de antaño  y las del presente. El tiempo ha dado mucho de sí. Los años han pasado arrastrando en sus días episodios amargos y alegres,  porque la vida no es sólo un camino de rosas, como dicen. Se asemeja a un largometraje en tono de comedia a veces, con el correspondiente suspense; con escenas de humor; por desgracia, algún drama que otro y muchas elipsis con  incertidumbres  e interrogantes deseosas de que lo que llegue sea con final feliz.  
Tornasol.

martes, 6 de junio de 2017

          JUNIO.
     Este año ha llegado el verano en un pis pas. Hace unos días hubo que sacar el chubasquero del armario porque las nubes salieron con la misma fuerza que en el mes de enero y el frío traspasaba los huesos. A los dos días abrimos la maleta porque ya habíamos introducido la gorra de visera en ella por si se nos olvidaba para las próximas vacaciones. Un calor insoportable nos invadió, superando los treinta grados como en pleno mes de agosto con el granizo de las tormentas  que nos había castigado sin las futuras uvas de postre por agujerear las hojas de nuestras parras. También la helada de una sola noche evitó que nacieran las cerezas  tardías del árbol cercano a la caseta,  y el viento  tiró sin piedad los albaricoques salmón  ya tan grandes como nueces. 
          Todo en la huerta, salvo los olivos, nos desconcertó. Los pájaros, los pichones en sus nidos, las  picotas caídas y comisqueadas, el estanque más lleno que nunca por la lluvia, el bochorno de ese día de junio y unos visillos rasgados y sucios que se enredaron en el asa de un cubo con agua.

Tornasol.
         

jueves, 23 de marzo de 2017

SOBRE EL TELÉFONO.

          DÍGAME.-   (microrrelato)

     Soy desgraciado porque la vida se ha vuelto injusta conmigo. Como la gente deprimida y aislada, así me encuentro yo de un tiempo a esta parte. Han dejado de hablarme, primero personas racistas y olvidadizas y últimamente da lo mismo del país o creencia que sean, ni me llaman ni me recuerdan. Esto es humillante, pero tan real... Cuando estás en candelero y todo va sobre ruedas, qué agobio, la multitud te reclama, te atropella, no te deja vivir, pero cuando pasas de moda, te olvidan,  ni te ponen la mano en el hombro, ni una palabra de consuelo, ni siquiera un ¿qué te cuentas? ¿cómo vas? Al despedirse: ¡un beso fuerte! ¡cuídate! un ¡hasta pronto! Te echan a la basura sin piedad, pero juro que me repondré, saldré de este inmundo contenedor y llamaré a un colega. Estoy harto de ser la víctima sin quejas, sin protestas.
          -Oye, ¿estás ahí? Soy yo, el de siempre, el de toda la vida, el fijo. ¿Sabes qué?  Ahora ya no soy negro, ni estoy colgado, ni resulto incómodo a la vista. Sí, ya sé que tú eres distinto, te mueves, tienes una música marchosa, dibujos, colorcitos, eres un móvil importante, pero no te hagas ilusiones, igual que yo, dentro de no mucho tiempo, pasarás también de moda y vendrás a hacerme compañía y juntos, aunque no hagamos otra cosa, podremos charlar y charlar.

Maribel (Tornasol)

martes, 7 de marzo de 2017

            Haikús de la mujer

     Mujer del campo
     trabajando a pleno sol
     con lluvia y viento.

     Amaneciendo
     recolectas azafrán
     rojo de sangre.

     Vas a la huerta
     tomates y lechugas
     para ensalada.

     Llega el domingo
     lávate la melena
     para  ir a misa.

    .............
         Tornasol.

lunes, 6 de marzo de 2017

HAIKÚS DE MUJER.

             haikús de mujer

     Corre en el aire
     sus cabellos mojados
     huelen a pino.

     Entre los campos
     tu cuerpo de amazona
     cita al caballo.

     Sábanas al sol
     madre, cuando las tiendes  
     tu pelo brilla.

     En Jueves Santo
     con peineta y mantilla
     negro azabache.

               --------------
Tornasol.
   

jueves, 12 de enero de 2017

Espero y deseo que este año que acaba de comenzar, el 2o17, sea más productivo en el blog de Relatopía y que todos los miembros escriban alguna linea de vez en cuando, de actualidad, de literatura, de críticas de libros o de películas, o de críticas de algo que se hace en Madrid, de alguna obra que se estrena, de algún libro que descubre a un autor, etc.etc. Muchas gracias y muy FELIZ AÑO NUEVO para todos. Maribel Sebastián Juárez. (Tornasol)

martes, 27 de diciembre de 2016

Desde el blog solitario.

A todos los compañeros de Relatopía, aprovecho  desde este solitario blog, para felicitar las Fiestas , y para desearles un comienzo de año 2017 lleno de sorpresas y alegrías  y disfrutarlo por entero de mucha salud. Espero veros a todos en la biblioteca Rafael Alberti con ganas de escribir relatos y contar historias sorprendentes y maravillosas. Un beso fuerte a todos. Maribel